Sablé de limón con merengue

Acidulado, fresco y ligero, el Sablé de limón con merengue ofrece una mezcla de texturas muy agradable en boca y un aspecto resueltamente moderno y elegante.

Este postre imprescindible está constituido por un sablé de mantequilla crujiente asociado a una crema de limón levemente acidulada y un ligerísimo merengue italiano. Para darle el toque final a esta receta, el Sablé de limón con merengue está espolvoreado de almendras fileteadas y ralladura de naranja y limón que aseguran un acabado refinado.

Listo para servir una vez descongelado, no es necesario caramelizarlo y su base permite una fácil manipulación para conseguir un servicio irreprochable.

El Sablé de limón con merengue se adapta a múltiples utilizaciones: plato de postre, bandeja de comida de alto nivel o incluso buffet de seminario.

La receta no contiene alcohol, colorantes, conservantes ni potenciadores del sabor.

Enviar por emailContacta con nosotrosDescargar la presentaciónBuscar un distribuidor

Modo de uso

Sacar del molde y retirar las lengüetas de plástico, seguidamente dejar descongelar 4 h a 4°C .

Sablé citron meringué
Sablé citron meringué
Sablé citron meringué

Código producto: 0314001

Acondicionamiento:
16 unidades de 90 g (1,440 Kg) – Ø 7 cm

Descubra en este vídeo y en nuestro blog las diferentes maneras de presentar el sablé de limón con merengue.

Pastaflora 31,9%, huevo entero, azúcar, zumo de limón 10,9%, merengue 10,6%, mantequilla, cobertura, almendras, cáscara de naranja, cáscara de limón.*

*Esta información se presenta a título indicativo. Sólo la lista de ingredientes en el envase es auténtica.

Información nutricional por 100g
Valor calórico (kcal)348 kcal
Valor energético (kJ)1456 kJ
Proteínas7,3 g
Grasas17,5 g
de las cuales, Saturadas8,3 g
Hidratos de carbono39,7 g
de los cuales, Azúcares34,0 g
Fibras totales1,2 g
Sodio42,1 mg
Sal0,10 g
Dimensión del estuche en mm (AxPxA)390 x 296 x 62
Peso bruto (kg)1,730 kg
Peso neto (kg)1,440 kg

Recomendaciones de uso antes de la descongelación
Mantener siempre la congelación a -18°C.

Recomendaciones de uso después de la descongelación
Consérvese como máximo 24 h entre 0 y 4°C después de haberlo descongelado. Un producto descongelado no debe volverse a congelar.